Términos y condiciones

  1.  

  2. Apreciado Usuario,

    En aras de garantizar sus derechos y dando cumplimiento con el deber de información recogido en artículo 10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, a continuación tenemos el placer de informarle sobre nuestros datos legales:

    La empresa titular del dominio web es Rolyhoo Films, S.L., provista de CIF B67108597 (en adelante ROLLYHOO), con domicilio social en Mataró, Código Postal 08302 de la Provincia de Barcelona, e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona en el Tomo 46.168, Folio 10, Hoja 511.678, Inscripción Primera.

    El correo electrónico de contacto para cualquier tipo de comunicación de tipo legal es: legal@rollyhoo.com

    Le informamos que desde el mismo momento de acceder a este portal, sólo por el mero hecho de ser usado, se le pasa a atribuir la condición de USUARIO, por lo que conlleva la aceptación sin ningún tipo de reserva legal alguna, de las condiciones de acceso y uso aquí reflejadas. Asimismo, el USUARIO asume la responsabilidad del uso del portal. Dicha responsabilidad se extiende al registro que fuese necesario para acceder a determinados servicios o contenidos.

    En dicho registro el USUARIO será responsable de aportar una información veraz y cierta. En caso contrario, ROLLYHOO queda eximida de cualquier tipo de responsabilidad desde el mismo momento de la aportación de información fraudulenta al servidor. Asimismo, y expresamente, el USUARIO es igualmente informado de que ROLLYHOO se reserva el pleno derecho de emprender cuantas acciones legales sean necesarias como consecuencia del falseamiento de dichos datos.

    Como consecuencia de este registro, al USUARIO se le puede proporcionar una contraseña de la que será éste el único responsable, comprometiéndose a hacer un uso diligente y confidencial de la misma, y exonerando, desde este mismo momento, de cualquier tipo de responsabilidad a ROLLYHOO por el mal uso o pérdida de dicha contraseña. Por este motivo se le recomienda utilizar una contraseña segura, en la que se incluyan caracteres de tipo alfanumérico, e igualmente, alternancia entre mayúsculas y minúsculas.

    El USUARIO se compromete a hacer un uso adecuado de los contenidos y servicios que la Empresa ofrece a través de su portal; y con carácter enunciativo pero no limitativo, a no emplearlos para incurrir en actividades ilícitas, contrarias al orden público o cualquier tipo de uso que perjudique a ROLLYHOO.

    Consecuentemente, ROLLYHOO se reserva cualquier derecho a retirar cualquier tipo de material que vulnere su propia marca comercial, y que haya estado realizada por un tercero o por el propio USUARIO. De la misma manera, ROLLYHOO no será responsable de las opiniones vertidas por los USUARIOS a través de los foros, chats, aplicaciones móviles u otras herramientas de participación.

    ROLLYHOO cumple con las directrices de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, el Real Decreto 1720/2007 de 21 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica, y la demás normativa vigente en cada momento, velando por garantizar un correcto uso y tratamiento de los datos personales del usuario.

    Para ello, junto a cada formulario de recabo de datos de carácter personal será informado por parte de ROLLYHOO de la posibilidad de ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la finalidad del tratamiento y las comunicaciones de datos a terceros en su caso, todo ello en cumplimiento de lo dispuesto en la normativa de Protección de Datos de Carácter Personal.

    Asimismo, y en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley 34/2002 de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, se le solicitará su consentimiento al tratamiento de su correo electrónico con fines comerciales en cada momento.

    ROLLYHOO por sí misma o como cesionaria, es titular de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial desde su página web, así como de los elementos contenidos en la misma, y consecuentemente tiene todos los derechos reservados.

    En virtud de lo dispuesto en la Ley de Propiedad Intelectual, quedan expresamente prohibidas la reproducción, la distribución y la comunicación pública, incluida su modalidad de puesta a disposición, de la totalidad o parte de los contenidos de esta página web, con fines comerciales, en cualquier soporte y por cualquier medio técnico, sin la autorización expresa de ROLLYHOO.

    El USUARIO se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial de ROLLYHOO. Asimismo, ROLLYHOO no es responsable, de modo alguno, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que respondan a supuestos de fuerza mayor, en virtud de lo dispuesto en el Código Civil Español.

    Asimismo, ROLLYHOO se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su portal, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que estos aparezcan presentados o localizados en su portal.

    En el caso de que en ROLLYHOO se dispusiesen enlaces o hipervínculos hacía otros sitios de Internet, ROLLYHOO no ejercerá ningún tipo de control o responsabilidad sobre dichos sitios y contenidos.

    ROLLYHOO se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso al portal y/o a los servicios ofrecidos sin necesidad de preaviso, a instancia propia o de un tercero, a aquellos usuarios que incumplan las presentes Condiciones Generales de Uso.

    Asimismo, ROLLYHOO perseguirá el incumplimiento de las presentes condiciones así como cualquier utilización indebida de su portal ejerciendo todas las acciones civiles y/o penales que le puedan corresponder en derecho.

    La relación entre ROLLYHOO y el USUARIO se regirá por la normativa española vigente en cada momento; y cualquier controversia se someterá a los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Barcelona, renunciado, expresamente y sin reserva alguna, a cualquier tipo de fuero competencial que pudiera corresponderle al USUARIO.

  3. Información relativa a la materia de Protección de Datos de Carácter Personal

    La información recibida por Rollyhoo Films S.L., en adelante ROLLYHOO, a través de su página web www.rolyhoo.com será tratada con la máxima confidencialidad. ROLLYHOO observará en todo momento las disposiciones vigentes sobre protección de datos, en particular, la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y adoptará las medidas necesarias para, en relación a dichos datos, evitar su alteración, pérdida, tratamiento y acceso no autorizados y para que sus empleados o colaboradores observen dichas prescripciones, así como el deber de secreto sobre los datos objeto de la protección y demás obligaciones de confidencialidad vigentes.

    Desde este mismo momento el USUARIO acepta que esta gestión pueda ser realizada directamente por ROLLYHOO, o bien por una empresa externa de tratamiento de Datos de Carácter Personal. Asimismo, ROLLYHOO se compromete a no utilizar los datos personales de los usuarios de la página para fines distintos ajenos al objeto de la contratación de los servicios que presta.

    De acuerdo con la legislación vigente, ROLLYHOO recaba datos de naturaleza personal de sus clientes y los incluye en un fichero de que es titular y cuyo tratamiento está exclusivamente destinado a la finalidad de gestionar los servicios solicitados a ROLLYHOO así como a responder a las consultas que los usuarios puedan formular. La entidad responsable de los ficheros es Rollyhoo Films, S.L., sociedad provista de CIF B67108597, y con domicilio social en Calle Torrijos número 54 de Mataró, Código Postal 08302 de la Provincia de Barcelona, e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona en el Tomo 46.168, Folio 10, Hoja 511.678, Inscripción Primera.

    El usuario deberá proporcionar los datos y circunstancias personales necesarios para darse de alta como Cliente de la Empresa y así como para la efectiva formalización de los contratos de servicios. El registro de estos datos es obligatorio; la falta de complementación de los mismos por parte del usuario o la adición de datos incorrectos imposibilitará a ROLLYHOO gestionar correctamente los servicios solicitados, así como exonerará de su posible responsabilidad a la Empresa.

    ROLLYHOO podrá contratar con empresas ajenas de publicidad. Dichas empresas podrán usar cookies u otros instrumentos para medir la eficacia de su publicidad. Los datos podrán ser utilizados por ROLLYHOO con el fin de remitir al usuario información sobre ofertas, mejoras de la experiencia de uso del portal e informaciones publicitarias a la dirección de correo electrónico proporcionada, a lo que el USUARIO consiente expresamente.

    No obstante, el USUARIO podrá optar en todo momento por rechazar el envío de tal información enviando un e-mail a legal@rollyhoo.com. En este sentido, igualmente, el cliente consiente expresamente que ROLLYHOO comunique dichos datos a terceros para la gestión de los servicios y el cobro de los mismos. Asimismo, ROLLYHOO podrá llevar a cabo otras comunicaciones de datos previstas en la ley.

    Los datos recabados por ROLLYHOO podrán ser tratados y almacenados en España o cualquier otro país donde tenga instalaciones. Del mismo modo, podrá llevar a cabo transferencias internacionales de datos a países no miembros de la UE, para lo que el USUARIO presta expresamente y sin reservas su consentimiento, todo ello de acuerdo con lo previsto en la ley.

    ROLLYHOO, entidad destinataria de los datos que se recogen en esta página, se compromete a respetar y facilitar a los interesados el ejercicio de los derechos reconocidos por la ley y, en particular, los derechos de acceso a los datos, rectificación, cancelación de datos y oposición, si resultase pertinente. Tales derechos podrán ser ejercitados por el usuario o, en su caso, por quien lo represente, mediante solicitud formulada a la dirección de correo legal@rollyhoo.com.

    ROLLYHOO declara y garantiza que mantiene los niveles de seguridad para la protección de datos personales conforme dispone la legislación vigente, y que ha establecido todos los medios técnicos a su alcance para evitar la pérdida, mal uso, alteración, acceso no autorizado y robo de los datos facilitados por los usuarios. Todo ello sin perjuicio del hecho, que el USUARIO expresamente exonera de responsabilidad

    a ROLLYHOO por cualquier tipo de uso fraudulento o error motivado por un supuesto de fuerza mayor al amparo de lo dispuesto en el Código Civil Español.

  4.  
  5. Información sobre la Prevención del blanqueo de Capitales

    En aras a cumplir la legislación fiscal, civil y penal vigente, es imperativo dar unas mínimas notas a todos nuestros Agentes Distribuidores Independientes sobre el blanqueo de capitales, de cara a dar seguridad jurídica, tanto a nuestros DISTRIBUIDORES INDEPENDENTES como LA EMPRESA.

    Según los pronunciamientos jurisprudenciales más recientes, el blanqueo de capitales se define como un proceso que, básicamente, consiste en dar una apariencia de licitud a los bienes que proceden de una actividad delictiva haciéndolos aparecer como de lícita obtención; es decir, se trata de incorporar al tráfico económico legal los bienes obtenidos mediante la comisión de delitos.

    Por tanto, nuestros DISTRIBUIDORES INDEPENDENTES deben ser conocedores de la legislación española y comunitaria en materia de prevención del blanqueo de capitales, exonerando de cualquier modo a la EMPRESA de la comisión, por parte de un DISTRIBUIDOR INDEPENDENTE, de cualquier tipo de ilícito fiscal o penal.

    En España regulan tales aspectos la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (modificada por la Ley 21/2011, de 26 de julio, de dinero electrónico y por la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno).

    En relación con lo anterior, resulta importante conocer que el artículo 34.1 de la ley 10/2010 dispone que deberán presentar declaración previa todas aquellas personas físicas que, actuando por cuenta propia o de tercero, realicen cualquiera de los siguientes movimientos:

    • Salida o entrada en territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 10.000 euros o su contravalor en moneda extranjera.

    • Movimientos por territorio nacional de medios de pago por importe igual o superior a 100.000 euros o su contravalor en moneda extranjera.

      Por su parte, el artículo 34.2 de la citada Ley precisa qué se entenderá por medios de pago:

      1. El papel moneda y la moneda metálica, tanto nacionales como extranjeros. En caso de ser moneda extranjera, puede entenderse que el contravalor será fijado en el momento de su declaración por referencia a los tipos de cambio oficiales del euro establecidos por el Banco Central Europeo.

      2. Los cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda. Quedan excluidos de la obligación, por tanto, los cheques nominativos (Orden EHA/1439/2006, Primero). Esta exclusión es lógica: los cheques nominativos están identificados en todo momento por la entidad emisora y receptora. Por lo que respecta a los cheques al portador, aunque puede identificarse quién los emite y quién los cobra, sin embargo presentan riesgo en cuanto a la “cadena de operaciones a las que sirve el instrumento entre la emisión y el cobro”.

      3. Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador. La Orden EHA/1439/2006, en su artículo primero, precisa que no se entenderán como medios electrónicos de pago las tarjetas nominativas de crédito o débito. Con esta enumeración parece que el Legislador pretende dejar abierta la puerta a posibles instrumentos de pago que puedan surgir en el futuro dentro de la obligación de declarar, de ahí el concepto tan amplio utilizado, que (debe subrayarse) afecta a cualquier medio físico o electrónico que pueda ser utilizado como medio de pago. Igualmente de aceptarse como medio de pago determinados tipos de bienes (tales como joyas, piedras y metales preciosos, sellos o monedas antiguas, o determinadas obras de arte o antigüedades que puedan ser objeto de transporte físico o movilización), el sujeto podría considerar que queda afectado por la obligación de declaración siempre que esos bienes superen dicho valor. Sin embargo, tales bienes no tienen legalmente la consideración de medios de pago. Se sigue, en este punto, las Recomendaciones del GAFI de febrero de 2012.

      4. Determinados efectos negociables al portador que no son estrictamente medios de pago. El art. 34.3 de la Ley 10/2010 amplía (exclusivamente respecto a la salida o entrada del territorio nacional), la obligación de declaración a determinados efectos negociables que, sin ser estrictamente medios de pago, se les equipara a efectos de la obligación de declaración. Así, dicho precepto precisa que también estarán sujetos a la obligación de declaración los movimientos de efectos negociables al portador, incluidos instrumentos monetarios como los cheques de viaje, instrumentos negociables, incluidos cheques, pagarés y órdenes de pago, ya sean extendidos al portador, endosados sin restricción, extendidos a la orden de un beneficiario ficticio o en otra forma en virtud de la cual la titularidad de los mismos se transmita a la entrega, y los instrumentos incompletos (incluidos cheques, pagarés y órdenes de pago, firmados pero con omisión del nombre del beneficiario.

      Más allá de estos términos, recalcamos desde ROLLYHOO que es responsabilidad de cada DISTRIBUIDOR INDEPENDIENTE el informarse y cumplir con cada una de las

      normativas en vigor, apercibiéndoles de la necesidad de acudir a un profesional del asesoramiento para que estén perfectamente informado en todo momento sobre sus obligaciones como Agentes Distribuidores Independientes.

      Asimismo, se remarca una vez más que ROLLYHOO quedará exonerada de cualquier tipo de responsabilidad por la comisión de cualquier tipo ilícito fiscal o penal por parte de un DISTRIBUIDOR INDEPENDIENTE, debiendo de responder éste, de la responsabilidad de su conducta ante el Organismo Oficial o Judicial correspondiente.

Requisitos legales y fiscales que debe cumplir el Distribuidor Independiente

En aras a cumplir todas las normativas vigentes en materia fiscal y social, desde la EMPRESA le informamos que en calidad de DISTRIBUIDOR INDEPENDIENTE, debe tener en cuenta las siguientes obligaciones:

  • Estar dado de alta en Hacienda como persona sujeta a una actividad comercial.

  • Estar dado de alta en Seguridad Social dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

  • Liquidar trimestralmente las obligaciones fiscales con Hacienda, como por ejemplo el IVA, así como anualmente los modelos resumen, (Modelo 347 de operaciones con terceros) y la declaración de renta. Este desglose tiene carácter informativo y según sus circunstancias pueden ser otras, por lo que desde la empresa se le recomienda encarecidamente asesorarse previamente sobre cuáles son sus obligaciones fiscales.

  • La prohibición, en virtud de lo dispuesto en el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, establece la limitación de pagos en efectivo respecto de determinadas operaciones. En particular se establece que no podrán pagarse en efectivo las operaciones, en las que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional, con un importe igual o superior a 2.500 euros o su contravalor en moneda extranjera.

La inobservancia de tales principios puede generar cuantiosas sanciones al DISTRIBUIDOR INDEPENDIENTE. Igualmente, el incumplimiento de dichos preceptos exime de cualquier tipo de responsabilidad a la EMPRESA, pudiendo ésta, llegar a rescindir el contrato de distribuidor independiente por incumplimiento de tales aspectos.

Asimismo, se hace contar que tales obligaciones tienen carácter informativo, pudiendo ser otras en función de las circunstancias personales y fiscales del distribuidor, por lo

que se le recomienda asesorarse previamente con un profesional. Igualmente, desde LA EMPRESA se le informa que las obligaciones en materia fiscal pueden ser otras en otros territorios o países.