News

¿Cómo se financia una película de cine en España?

6/17/2020 4:51:09 AM

Ya hemos contado a lo largo de las publicaciones cuáles son algunos de los pasos a seguir para conseguir que nuestra película, idea o guion comience a ver la luz del día. Sin embargo, es evidente que conseguir el dinero necesario para poder llevar adelante una producción audiovisual, es una de las tareas más difíciles.

 

Entre los distintos tipos de financiación que podemos encontrar en el sector audiovisual Español, tenemos las ayudas económicas estatales, como las entregadas por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), las coproducciones con las grandes cadenas de televisión, las inversiones privadas o los modelos de crowdfunding, que también se relacionan con las enumeradas anteriormente.

 

Hoy, en el blog de Rollyhoo, te contamos cuáles son las formas de financiar una película en España y por qué es tan disruptivo el modelo propuesto por Rollyhoo.   

 

Distintos modos, un mismo fin

 

La financiación es obviamente un elemento clave en la producción de cualquier proyecto cinematográfico y sin ella no se podría comenzar ninguno.  Actualmente el modelo de financiación de proyectos se construye a través de muchos implicados: una parte se va armando con pre acuerdos, basados en la cesión de derechos de explotación del proyecto realizado por la productora, y que esta misma va cerrando durante el proceso de producción. Si uno de los elementos falla, la producción corre el riesgo de no estrenarse.

 

Para comenzar, es importante diferenciar entre las fuentes de financiación pública y las fuentes de financiación privada, y dentro de las mismas encontramos las directas e indirectas.

 

Dentro de las ayudas y subvenciones públicas directas encontramos las convocadas anualmente por el ICAA, que pueden ser tanto estatales como autonómicas y difieren entre sí. Dentro de la misma categoría existen las ayudas internacionales para coproducción, festivales, distribución, exhibición y para producción, que vienen del Fondo Europeo Euroimages y European Film Production, y son las más utilizadas en el país, siempre que se trate de una coproducción con otra productora de la UE.

 

En el caso de las fuentes de financiación pública indirecta, encontramos la financiación del Instituto del Crédito Oficial (ICO) y los incentivos o deducciones fiscales. Los primeros son unos créditos de ámbito público a los que se puede acceder cumpliendo una serie de requisitos, y están pensados para pequeñas y medianas empresas que quieren realizar la producción de una película. En los segundos, el Estado “premia” el hecho de haber invertido en la industria, y que se articulan a través de una figura asociativa (AIE).

 

En último lugar encontramos las inversiones con capital propio, los acuerdos con distribuidores,  con las televisiones y VOD, los productos y operaciones bancarias (a través del uso de garantías, por ejemplo), el crowdfunding, el product placement (apariciones de marcas en las narraciones cinematográficas), el merchandising (como el caso de Star Wars), los pagos diferidos, los facilities deals, los premios, la producción de videojuegos, los derechos de remakes y otros derivados, como la adaptación a una novela, etc. Pueden existir múltiples vías, pero se deben elegir las más idóneas y compatibles con el proyecto.

 

Rollyhoo, un nuevo player en el sector

 

Rollyhoo es la primera productora de cine participativa en toda España, que permite a empresas e inversores particulares participar en la financiación de los proyectos audiovisuales promovidos por la compañía y conseguir beneficios. De esta forma, se produce una democratización en las inversiones de un sector al que es sumamente difícil entrar y que siempre ha estado reservado a grandes capitales, creando una comunidad, diversificando riesgo y convirtiendo las vías tradicionales de financiación en vías de recuperación de la inversión realizada, asegurándose de disponer del dinero para iniciar la producción, ofreciendo deducciones fiscales y llegando al estreno del proyecto cercano al Breakeven.

 

El momento de empezar es ahora, porque nadie puede volver atrás para crear un nuevo comienzo, pero cualquiera puede comenzar ahora y crear un nuevo final. ¿Estáis listos para convertiros en productores de cine?    



Rollyhoo

Rollyhoo es la plataforma que revoluciona la participación colaborativa en Cine. Ofrecemos proyectos profesionales, realizados por profesionales del sector, brindándote acceso a un mercado exclusivo hasta ahora

Contacto

Social